Inauguramos un hilo de lectura con el propósito de releer, comentar y recomendar títulos y autores que siguen muy presentes hoy en día.

Procurando la síntesis –no es lugar para exponer un trabajo concienzudo pues se aburriría el lector−, ofreceremos pequeñas píldoras informativas que pretendemos reactiven estos préstamos, con una periodicidad casi mensual.

Como por estos días se celebraba el 91º aniversario del nacimiento de Gabriel García Márquez nos ha parecido oportuno reseñar Crónica de una muerte anunciada.

El propio título lo anticipa y la lectura lo corrobora; nos encontramos ante la reconstrucción de un suceso pasado a partir del testimonio de tantos como pudieron evitarlo pero que circunstancialmente no lo hicieron por creerlo imposible.

Son muchos los elementos que confieren singularidad a esta obra pero el más destacable es la estructura; atípica ya que desde el principio el “potencial lector” conoce el desenlace. Aun así, Márquez le mantiene intrigado hasta la última página porque ha sabido engancharle. Para eso ha creado unos personajes “redondos” que muestra de forma dosificada y cuyos nombres son simbólicos ─respecto a su físico, recordemos a Divina Flor por ejemplo─, cargados de ironía ─como pudiera ser el caso de los gemelos Vicario o de la propia Ángela─ o de carácter −como sucede Bayardo San Román−.

El estilo es otro rasgo de este texto que no se puede eludir y es que sólo alguien conocedor de la lengua como lo fue Márquez pudo romper las reglas y ser coherente. Constantes alteraciones gramaticales, frases demasiado largas, expresiones recurrentes, exceso de adjetivación e incluso de figuras literarias.

Quedan temas por referir como el espacio o el tiempo –con el que juega constantemente−, el narrador, que partícipe en la historia no es el protagonista, las subtramas que complementan a la principal y la riqueza que esta lectura aportará al “potencial lector” que recomendamos sea avanzado, apasionado y sólido. Sin embargo, si profundizáramos en todos estos elementos, el evidente spoiler no incitaría su lectura.

CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA