Se nos has ido un maestro, un amigo, una gran persona. Rodrigo González de Paiz representó a un grupo y estilo de personas que justifican y ennoblecen la memoria de los pueblos. Son los agentes imprescindibles para que la cultura, expresión de los sentimientos y las tradiciones comunes, permanezca firme y saludable entre nosotros. Como vecino, como amigo y como alcalde, en mi nombre y en el de la corporación que presido, valoro su ausencia y comparto la pena de cuantos le conocimos. El Paso ha perdido a un artista polifacético, volcado con acierto a todas las manifestaciones del espíritu – plásticas, teatrales, musicales – y a una magnífica persona. Fue, como otros paisanos del pasado y del presente, imprescindible en todo lo que hizo, en nuestras fiestas y en el día a día, con un largo compromiso con la colectividad y, sobre todo, con una exigencia altruista de mantener a El Paso en el más alto escalón de la cultura palmera, canaria e incluso más allá. En ese sentido le dio a su pueblo lo mejor de sí mismo. Nos queda su recuerdo y su ejemplo y la memoria de cuanto soñó, pudo hacer e hizo. Nuestra profunda gratitud y cercanía con familiares y amigos y, también, la permanencia material de algunas de sus obras.

Con la finalidad de promover la lectura y descubrir la cantidad de historias maravillosas que Hans Christian Andersen escribió para niños a mediados del siglo XIX, la BPM Antonio Pino Pérez presenta un concurso con el que pretende animar a leer esos fantásticos cuentos y despertar la imaginación de sus lectores para que fabulen cómo el autor danés habría concebido sus relatos de haber vivido en el siglo XXI.

Esta tarde la BPM Antonio Pino Pérez nos invita a merendar, ofrece un pícnic por los cuentos con una pizca de poesía, unas palabras mágicas y alguna canción. A todo esto hay que añadir ilusión, un toque de imaginación, ganas de diversión e Isabel Bolívar… ¡Qué ya está aquí!
Si te lo perdiste, puedes ver un poquito de la sesión a continuación:

 

Crecen las expectativas respecto a esta actividad pionera en Europa pero que se lleva ejecutando en la BPE de S/C de Tenerife desde 2016. Por el momento, satisface gratamente a sus participantes; de hecho, en La Palma ya contamos con dos parejas para un nuevo ciclo que comenzará en marzo.
Hoy se ha celebrado la segunda sesión del primer ciclo y el espacio anfitrión ha sido la BPM Antonio Pino Pérez.
Si en el anterior encuentro las familias tomaron contacto con el bebé, aprendieron a establecer rutinas y realizaron sencillos ejercicios motrices, todo ello acompañado por bellas historias como sólo una experta narradora como Mon Peraza podría relatar; para esta ocasión, se reservó técnicas sensoriales –visual y auditiva− para estimular al bebé y continuaron con los ejercicios motrices. Esta vez, además de cuentos hubo álbum, algún troquelado y poesía porque la lírica debe estar presente en el imaginario del niño desde tempranas edades.
Quienes estén interesados en disfrutar de esta experiencia –se recomienda que las asistentes están en cuarto mes de embarazo− pueden dirigirse a la biblioteca más cercana o a su centro de atención primaria para solicitar información y hoja de inscripción. Las plazas son limitadas y la participación gratuita.

20180203 112141