Tras la erupción del volcán Tajogaite se evidenció la necesidad de tener protocolos de actuación inmediata en caso de emergencia para la protección y/o evacuación, rescate y recuperación de todos los bienes patrimoniales culturales de la isla.

17-01-2024 El Ayuntamiento de El Paso será beneficiario del primer Plan de Salvaguarda para la protección del Patrimonio Cultural ante la gestión de Emergencias por catástrofes naturales. Un equipo motor integrado por representantes de las administraciones insulares, autonómicas y estatal, así como por los ayuntamientos del Valle de Aridane y la Universidad Complutense de Madrid, que ha trabajado durante meses tras la erupción volcánica del Tajogaite, ha concluido con el encargo de este plan financiado por el Ministerio de Cultura a través de la Subdirección General del Instituto de Patrimonio Cultural del Gobierno de España.

El Museo de La Seda, ubicado en el municipio donde se ubica el cono volcánico, servirá como ejemplo para el resto de planes que se deben realizar para dar la protección adecuada en situaciones de emergencia, cumpliendo con esta acción el desarrollo de planes piloto en distintas instituciones a partir del método de trabajo que plantea el propio Plan Nacional.

La Palma ha experimentado tres erupciones volcánicas en menos de 100 años y se han perdido bienes culturales irremplazables, entre los que destacan los de carácter etnográfico y arqueológico, pero también edificios singulares como la iglesia de Todoque o conjuntos de alto valor histórico y simbólico afectados parcialmente como el cementerio de Las Manchas. Prepararse para prevenir y gestionar las catástrofes es fundamental y para ello se considera necesaria la capacitación técnica, así como la planificación. Este será el primer plan específico para las instituciones culturales de la Isla, que recibe el Ayuntamiento de El Paso para el inmueble que realiza la actividad declarada Bien de Interés General en El Museo de La Seda.

Esta redacción servirá de ejemplo en el resto de territorios insulares e, incluso, en el resto del territorio nacional. Este tipo de actuaciones son fundamentales ya que definen las actuaciones de preparación y prevención de riesgos necesarias, identificando las amenazas y su grado de vulnerabilidad ante ellas, y porque permiten diseñar los protocolos de actuación inmediata en caso de emergencia para la protección y/o evacuación, rescate y recuperación de todos los bienes que custodien o exhiban.

Durante la erupción del volcán Tajogaite se evidenció la ausencia de protocolos para una actuación inmediata de protección del Patrimonio Cultural e Histórico, ante una situación de riesgo extrema como la vivida; semanas en las que se temió, entre otras pérdidas, el daño que pudiera sufrir por ejemplo la iglesia de San Nicolás de Bari, en Las Manchas, un templo que, como ya ocurriera en 1949 con la erupción del volcán de San Juan, también se salvó.

Para el alcalde de El Paso, Eloy Martín, “esta asignación supone una buena noticia, después de meses de trabajo podemos estar satisfechos y disponer de los apoyos que necesitará el equipo de redacción para la elaboración del Plan de Salvaguarda del Museo de la Seda para la protección de los bienes culturales que contiene, exhibe y custodiamos. Desde el Ayuntamiento de El Paso nos comprometemos a facilitar toda la documentación que se considere útil y necesaria para el desarrollo de este plan pionero en la isla y en el conjunto del archipiélago”.

El concejal del área de Patrimonio, Omar Hernández “señala que este encargo que realiza el Ministerio se diseña como un documento piloto en el contexto de la protección de los bienes culturales. En las mesas de trabajo se estimaron que en la isla se cuenta con unos 170 bienes entre instituciones, sitios y centros culturales de alto interés patrimonial, por lo que desde El Paso vamos a estar colaborando para que este primer plan pueda obtener un resultado positivo y trasladable a otros municipios”.