La Policía Local de El Paso, en la pasada noche del viernes día 16 y tras un accidente de tráfico en la Avenida Tanausú a la altura del cruce con la Avenida Islas Canarias, detectó que uno de los conductores implicado en el siniestro sextuplicaba la tasa máxima de alcoholemia permitida. Los agentes que prestaban servicio detectaron un comportamiento anómalo en el conductor, aparentemente iba influenciado por el alcohol.

Los agentes procedieron a realizarle la prueba de alcoholemia, que arrojó un resultado de 1,54 mg/l, en aire aspirado, sextuplicando la tasa máxima permitida que es de 0, 25 mg/l, por lo que los efectivos policiales tuvieron que inmovilizar el vehículo, y abrir diligencias por un presunto delito contra la seguridad vial, con el desencadenante de un juicio rápido para el mismo.

Además, la Policía Local aseguró que se van a intensificar los controles de velocidad y alcoholemia en el municipio. Uno de los objetivos será el de comprobar que los vehículos, ya sean los particulares o de empresas, tengan todas las revisiones técnicas en regla, que cuenten con todos los elementos de seguridad pasiva y sistemas de retención también homologados. Igualmente se comprobará el estado de los conductores en lo que a la ingesta de alcohol se refiere.