Angeles Fernández: "lo prioritario es que nuestros mayores estén bien atendidos"

El Ayuntamiento de El Paso refuerza con recursos propios el personal de servicios sociales con tres contrataciones (dos auxiliares de servicio de ayuda a domicilio y una trabajadora social), durante un periodo de seis meses con el fin de dar una mayor cobertura a la ciudadanía que necesita de este servicio.

El municipio atiende en la actualidad a 44 personas con tan solo 3 auxiliares de servicio de ayuda a domicilio, existiendo una demanda en lista de espera superior a la treintena, por lo que la concejalía de servicios sociales que dirige Ángeles Fernández cubrirá las solicitudes con estas nuevas contrataciones. Esta lista de espera está principalmente compuesta por personas mayores, discapacitadas y grandes dependientes.

Para establecer la calificación de personas dependientes deben estar en una situación o grado lo suficientemente notable o elevado de discapacidad y disfuncionalidad como para necesitar la intervención en forma de ayuda, auxilio, soporte y cuidado personal de terceros. Las personas dependientes se caracterizan por la pérdida o la no adquisición de habilidades funcionales, que se definen como el conjunto de destrezas que se requieren para llevar una vida independiente y que poseen las personas que se desenvuelven por sí mismas en su entorno próximo.

El Consejo de Europa en el Libro Blanco de la Dependencia define dependencia como "la necesidad de ayuda o asistencia importante para las actividades de la vida cotidiana", o, más concretamente, como "un estado en el que se encuentran las personas que, por razones ligadas a la falta o la pérdida de autonomía física, psíquica o intelectual, tienen necesidad de asistencia o ayudas importantes a fin de realizar los actos corrientes de la vida diaria y, de modo particular, los referentes al cuidado personal".

Ángeles Fernández, concejal de asuntos sociales del ayuntamiento de El Paso, afirma que “estas personas contratadas tendrán la función principal de ayudar a los demandantes en su aseo personal diario, así como en la limpieza del hogar y en la elaboración de los alimentos, facilitándoles de esta forma su día a día”. Añadió “lo prioritario es que nuestros mayores estén bien atendidos y que puedan tener de esta forma acceso a las ayudas públicas”. El servicio de ayuda a domicilio constituye un conjunto de acciones realizadas principalmente en el domicilio del usuario facilitando así que los individuos y familias permanezcan en su habitual lugar de convivencia.

"El hecho de que esta contrataciòn se haga por seis meses y con fondos propios se debe a que es aproximadamente en el mes de junio cuando el Cabildo Insular y el Gobierno de Canarias sacan las convocatorias para la contratación de estos profesionales y no podemos esperar hasta mediados de año para que nuestra ciudadanía esté atendida como se merece. De igual modo, el refuerzo con una tercera trabajadora social, pues ya nuestro municipio cuenta con dos, es fundamental para el trámite de la Prestación Canaria de Inserción (PCI), prestación que es el único ingreso con la que cuentan muchas familias, mayoritariamente, familias monoparentales, para hacer frente a las necesidades básicas del día a día".