Se trabaja para que tenga una muerte digna tras sus 800 años de vida

El ayuntamiento de El Paso celebró una jornada técnica sobre el Pino de la Virgen en la que participaron diferentes biólogos, botánicos y profesores universitarios, junto a técnicos especialistas del Gobierno de Canarias, Cabildo insular, así como de Parques Nacionales. Tras este primer encuentro se ha podido extraer del mismo que el Pino de La Virgen está sometido a estrés ya que sus raíces no le están proporcionando ni el oxígeno, ni los nutrientes necesarios.

Por parte de esta mesa técnica se ha propuesto hacer una serie de análisis (folial, edáfico, etc.), ampliar el alcorque del árbol modificando la plaza e incluso estudiar la posibilidad de crear un jardín en el entorno del pino con plantas endémicas de la zona, para ayudar al pino a encontrar nutrientes. Habrá que volver a estudiar las cavidades del árbol para conocer si definitivamente las curas aplicadas en su momento han mejorado su tronco, terminando con la poda de algunas de sus ramas secas.

Para Andrés Carmona primer teniente de alcalde y concejal de patrimonio de El Paso, “las conclusiones tras este primer encuentro en esta primera mesa de trabajo para conocer la salud del Pino de la Virgen, se han de valorar muy positivamente, aunque este haya sido un primer paso ya que se ha decidido crear esta mesa técnica de forma periódica por lo que se han de sentar en los próximos meses y concretar de forma unánime los pasos a seguir para lograr definitivamente una mayor longevidad del Pino” recuerda también que “el pino de la Virgen es el árbol de su especie más antiguo del mundo con casi 800 años de vida” y realzó el valor patrimonial y cultural del mismo, argumentos estos por lo que fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) de Canarias en 2014.